Durante muchos años ha habido un crecimiento exponencial del interés por una cocina que no incluye el uso de productos de origen animal. Esta “revolución cultural” tiene su origen en la evolución que ha experimentado recientemente la sociedad. Se ha extendido una cultura saludable, una búsqueda de productos NO-GMO, una cultura ambientalista y animalista que estuvo absolutamente ausente en épocas anteriores. La información televisiva y la mayor difusión de la cultura entre capas cada vez más amplias de la población ha cambiado la relación con los animales y con la comida que llega a nuestras mesas todos los días.

PREFERIR LOS ALIMENTOS VEGETALES

Todo el mundo sabe que una dieta rica en productos de origen animal prolongada en el tiempo es perjudicial para la salud porque provoca aumento de peso, colesterol, triglicéridos y presión arterial. La consecuencia sería un deterioro del estado de salud y un acortamiento de la esperanza de vida. En lo que respecta al medio ambiente, se sabe que la agricultura es una fuente peligrosa de contaminación por nitrógeno en la tierra (la alimentación rica en proteínas de las granjas provoca la producción de heces ricas en nitrógeno y, por lo tanto, muy contaminantes; también debe considerarse la destrucción de los bosques y bosques para dar paso a cultivos de maíz y soja para la ganadería.

En los últimos años, el rechazo o reducción en el consumo de productos de origen animal, una cultura ambientalista y animalista se ha hecho cada vez mayor debido a la conciencia del sufrimiento que causa a los animales la industria ganadera. Todo ello ha generado un gran interés por las alternativas veganas y saludables a los alimentos de origen animal.

NUEVAS TENDENCIAS VEGETARIANAS

El arte culinario ha evolucionado produciendo recetas que no implican el uso de productos de origen animal, excelentes para la salud y, al mismo tiempo, muy sabrosos y, en muchos casos, también bastante refinados. Por lo tanto la nueva burguesía, sobre todo si es joven, busca sabores delicados, refinados y recetas que respeten el medio ambiente y el bienestar animal. Velvety es un plato refinado que se origina en la cocina francesa y ha sufrido numerosas evoluciones a lo largo de los siglos. Una de las versiones más apreciadas por los gourmets por su salubridad, la ausencia de productos de origen animal, el refinamiento y el excelente sabor es la crema de soja aromatizada con la delicadeza y cremosidad del tofu y el aroma de la canela.

RECETA http://www.soia.it

CREMA DE ZANAHORIAS, TOFU Y CANELAS

SOPA DE ZANAHORIA, TOFU Y CANELA: INGREDIENTES: – 500gr. ZANAHORIAS; – 2 BAJOS; – 1 PATATA GRANDE; – 4 HOJAS DE LAUREL; – TOMILLO; – 1 CUCHARA DE CALDO DE VERDURAS GRANULARES; – 1 CUCHARA DE CANELA; – SAL Y PIMIENTA – CORTAR LAS VERDURAS EN MANOJOS Y SALVAR CON ACEITE Y LUEGO PRUEBAR CON CANELA, SAL Y PIMIENTA; – CUBRIR CON AGUA HIRVIENDO Y AGREGAR LA TUERCA, LAURAR Y COCINAR DURANTE 20 MINUTOS HASTA QUE LAS VERDURAS ESTÉN BLANDAS; – QUITAR LAS HOJAS DE LAUREL Y MEZCLAR CON UNA MEZCLADORA DE INMERSIÓN (según la densidad que prefieras, puedes poner la nata en el fuego unos minutos para que se “seque un poco” o puedes añadir un poco de agua para que quede más fluida) Mesa tibia o tibia con picatostes de pan tostado a disposición de los comensales. Si lo desea, puede untar el pan con un poco de ajo.

Dr. Massimiliano Mangafà
 

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: